Curiosidades sobre los evaporadores al vacío ?>

Curiosidades sobre los evaporadores al vacío

La enorme cantidad de aguas residuales que nuestra cantidad produce a diario requiere de tratamientos de depuración específicos, a través de sistemas de canalización y su posterior desalojo. Por estas aguas entendemos cualquier agua cuya calidad se haya visto afectada de forma negativa por la influencia humana, doméstica y urbana, los residuos industriales o mineros, o las aguas que se mezclaron con las anteriores como por ejemplo las mezcladas con lluvia. Su depuración es de vital importancia ya que de lo contrario acabarían contaminando ríos, subsuelo y mares.

 

Técnicas de depuración

Dentro de las distintas métodos de depuración de aguas residuales, la evaporación al vacío ha supuesto un paso agigantado a la hora de tratar y minimizar los residuos líquidos generados en procesos industriales. Gracias a esta tecnología, las industrias pueden más fácilmente adaptarse a la normativas medioambientales.

evaporador

Permite recuperar más del 95% del agua tratada en forma de agua limpia, que puede reutilizarse o devolverse a la naturaleza,. Al mismo tiempo, se consigue un rechazo (partículas residuales filtradas y comprimidas) muy concentrado, lo que supone un menor volumen y facilidad de gestión, reduciéndolos hasta en un 90% y suponiendo un importante ahorro de costes.

La evaporación al vacío puede aplicarse a infinitas causas, pero se vuelve de vital importancia en industrias que generan aguas residuales de alta salinidad o residuos con niveles muy altos de DQO.

La enorme cantidad de aguas residuales que nuestra cantidad produce a diario requiere de tratamientos de depuración específicos, a través de sistemas de canalización y su posterior desalojo. Por estas aguas entendemos cualquier agua cuya calidad se haya visto afectada de forma negativa por la influencia humana, doméstica y urbana, los residuos industriales o mineros, o las aguas que se mezclaron con las anteriores como por ejemplo las mezcladas con lluvia. Su depuración es de vital importancia ya que de lo contrario acabarían contaminando ríos, subsuelo y mares.

 

Técnicas de depuración

Dentro de las distintas métodos de depuración de aguas residuales, la evaporación al vacío ha supuesto un paso agigantado a la hora de tratar y minimizar los residuos líquidos generados en procesos industriales. Gracias a esta tecnología, las industrias pueden más fácilmente adaptarse a la normativas medioambientales. Permite recuperar más del 95% del agua tratada en forma de agua limpia, que puede reutilizarse o devolverse a la naturaleza,. Al mismo tiempo, se consigue un rechazo (partículas residuales filtradas y comprimidas) muy concentrado, lo que supone un menor volumen y facilidad de gestión, reduciéndolos hasta en un 90% y suponiendo un importante ahorro de costes.

La evaporación al vacío puede aplicarse a infinitas causas, pero se vuelve de vital importancia en industrias que generan aguas residuales de alta salinidad o residuos con niveles muy altos de DQO.

 

¿Cómo funciona?

Los evaporadores al vacío sigue el siguiente proceso en la depuración del agua. Al fluido de entrada al circuito se le llama alimento, y son las aguas residuales contaminadas a tratar. Puede contener sustancias químicas orgánicas e inorgánicas, sólidos en suspensión, etc. A veces se puede llegar a requerir un filtrado previo para eliminar los sólidos flotantes más gruesos o para modificar en pH del agua si es necesario. Una vez que el alimento ha entrado en el circuito, se procede al destilado, por el que se obtiene agua más o menos pura después de haber convertido el fluido de entrada en vapor y haberlo condensado de nuevo, descartando el residuo. Dependiendo del destino final del agua, este proceso se repetirá o se desechará el agua obtenida tal cual.

¿Cómo funciona?

Un evaporador al vacío sigue el siguiente proceso en la depuración del agua. Al fluido de entrada al circuito se le llama alimento, y son las aguas residuales contaminadas a tratar. Puede contener sustancias químicas orgánicas e inorgánicas, sólidos en suspensión, etc. A veces se puede llegar a requerir un filtrado previo para eliminar los sólidos flotantes más gruesos o para modificar en pH del agua si es necesario. Una vez que el alimento ha entrado en el circuito, se procede al destilado, por el que se obtiene agua más o menos pura después de haber convertido el fluido de entrada en vapor y haberlo condensado de nuevo, descartando el residuo. Dependiendo del destino final del agua, este proceso se repetirá o se desechará el agua obtenida tal cual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *