4 dolores típicos en motoristas ?>

4 dolores típicos en motoristas

En ocasiones, pensamos que la única manera de cuidarse cuando conducimos es llevando el casco para moto. Sin embargo, aunque ese punto es clave para garantizar nuestra seguridad, un accidente de tráfico no es lo único a lo que nos enfrentamos cuando conducimos una motocicleta de manera habitual. Aunque hablamos de algo de menor gravedad que los accidentes, también hay que tener presentes los dolores típicos que sufren los motoristas y saber cómo evitarlos o aliviarlos.

Dolores cervicales

El casco para moto, la presión del viento, el gesto de apretar los dientes cuando estamos en tensión… Todo esto produce dolores que pueden ser intermitentes, pero también pueden llegar a instalarse en la base del cuello e impedirnos que lo movamos de un lado a otro sin dolor. Para aliviarlo, pueden sernos útiles ejercicios de estiramientos y cremas de calor que lleven ibuprofeno en su composición; esto aumentará el flujo de la sangre en la zona y dilatará mejor el músculo.

 

Dolor en los hombros

Entre los motoristas, también es habitual la tendinitis de hombro, una inflamación del tendón muy molesta que dificulta mover el brazo de arriba abajo. Para aliviar este dolor, en cuanto bajes de la moto de vuelta en casa, ponte algo frío en la zona dolorida para contribuir a que baje la hinchazón.

En cualquier caso, deberías acudir a tu médico. Es posible que la lesión sea más seria de lo que piensas y que deba enviarte a rehabilitación para recuperar la salud y la movilidad de tu hombro.

 

Dolor lumbar

La mayoría de motoristas sufren lumbalgia, como mínimo, una vez en la vida. La postura de la moto nos puede llevar a ello. Si te ocurre, espera a llegar a casa para aplicar una crema antiinflamatoria en la zona. Descansa tumbado y presiona fuerte con los pulgares la parte baja de la espalda. Es algo muy sencillo que te ayudará a aliviar en gran medida el dolor.

Para prevenir la lumbalgia, revisa el asiento de tu moto. Es posible que tenga algunos tacos de separación entre el asiento y el hierro.

 

Adormecimiento de una pierna

Si el dolor lumbar baja por una de tus piernas y te impide moverla con normalidad, es posible que te estés enfrentando a una ciática. Ante esto, lo mejor que puedes hacer es acudir al médico, que posiblemente te sugiera que tomes antiinflamatorios y analgésicos si el dolor persiste.

 

Como ves, el bienestar y la seguridad en la conducción no se limitan al uso del casco para moto. Cuídate con estos consejos y disfruta del camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *