Consejos para adaptar la vivienda de una persona con movilidad reducida

Consejos para adaptar la vivienda de una persona con movilidad reducida

Escaleras, pasillos demasiado estrechos, la altura de los muebles de almacenamiento… Cuando estás en una silla de ruedas, la casa puede convertirse rápidamente en una carrera de obstáculos.

Hay empresa especializadas en este tipo de servicios, como los profesionales de esta web de aquí, que realizan reformas de hogares y locales para adaptarlos a estas situaciones. Si deseas adaptar tu hogar para personas con movilidad reducida, debes tener en cuenta muchos parámetros para que sea un espacio agradable y confortable.

 

Adaptabilidad del hogar

El trabajo de adaptabilidad se centra en los anchos de paso y maniobra. Por lo tanto, es necesario proporcionar un mínimo de 90 cm de ancho de paso para poder circular en una silla de ruedas. Ocurre lo mismo con las puertas. Deben expandirse, o incluso eliminarlas, si es posible.

Con respecto a las escaleras, hay varias posibilidades disponibles para subir o bajar los pisos sin complicaciones. Puedes instalar un elevador de escaleras, sillas elevadoras o un ascensor. En general, no olvides poner las cerraduras, los interruptores, los enchufes y las manijas (puertas, ventanas y almacenamiento) a su alcance. También es posible poner interruptores automáticos o lámparas detectoras de movimiento. Finalmente, evita las alfombras y los suelos resbaladizos, pues podrían aumentar el riesgo de caídas.

 

Diferencia entre accesibilidad e idoneidad de un hogar para discapacitados

Es importante diferenciar la adaptabilidad de un hogar para personas con discapacidades y su accesibilidad. De hecho, la adaptabilidad de un hábitat se refiere a todos los ajustes necesarios para adaptar la vivienda. Por otro lado, cuando se trata de la accesibilidad de una vivienda, es obligatorio respetar las nuevas obligaciones del Código de Construcción y Vivienda, según la ley vigente.

 

Adaptar la cocina

Una parte esencial de la casa. La cocina requiere de algunos servicios para que sea más fácil para las personas con discapacidades. Para comenzar, elige una encimera de altura ajustable y fregaderos anchos y poco profundos. El espacio bajo los lavamanos debe estar libre para las piernas.

 

Por lo tanto, ten cuidado de aislar las tuberías para evitar quemaduras. Opta por unidades de almacenamiento de altura ajustable con puertas correderas o plegables. Instala el horno a unos 75 cm sobre el suelo y el lavaplatos y el refrigerador deben estar más altos.

 

En cuanto a las placas, es recomendable utilizar una placa de inducción, más fácil de manejar gracias a su panel de control táctil.

Los comentarios están cerrados