Sin categoría

El sexo y la marihuana

La mayoría de las personas cuando piensas en un “fumeta” inevitablemente les viene a la cabeza la imagen de un adolescente tirado en el sofá, comiendo pizza y sin fuerzas para llevar a cabo ninguna tarea, ni si quiera tener relaciones sexuales.  Pero la comunidad científica ha hecho retroceder este cliché. Según varios estudios publicados anteriormente, el consumo de marihuana se asocia con una mayor frecuencia sexual. Es decir, las personas que consumen marihuana son más activos sexualmente que las personas que no la consumen, hasta un 20% más.

 

El uso frecuente de marihuana no parece perjudicar la motivación o el rendimiento sexual. En todo caso, se asocia con una mayor frecuencia del coito. Aunque los estudios no establecen una conexión causal entre la marihuana y el sexo, los resultados lo insinúan que existe un mayor deseo cuando se consume. Eso sí, siempre dependerá del tipo de marihuana consumida, ya que todas tienen efectos distintos, como por ejemplo las semillas Moby Dick Dinafem.

 

Otro estudio, publicado a principios de 2017, encontró que el 68% de las mujeres que consumieron cannabis antes del sexo informaron que lo encontraron más placentero.

 

Según el Informe Mundial sobre las Drogas de las Naciones Unidas, hasta 238 millones de personas pueden consumir cannabis en todo el mundo. En Estados Unidos, nueve estados y Washington, D.C han legalizado la marihuana para uso recreativo para adultos mayores de 21 años, mientras en otros 30 estados puedes comprarla por uso medicinal.

 

Con la conversación internacional sobre la evolución de la droga, puede ser más útil confiar en la evidencia científica que en los mitos sobre lo que hace. Por ejemplo, un estudio realizado el año pasado encontró que las personas que fuman cannabis pueden estar entre las más exitosas, siempre y cuando no sea un consumo excesivo, frenando la idea de que los fumadores no hacen nada más con sus vidas. Esto no es sorprendente, ya que algunas personas de alto perfil que han fumado en el pasado son Richard Branson, Steve Jobs, el ex presidente de los Estados Unidos Barack Obama y Oprah Winfrey.

 

El cannabis también se usa cada vez más con fines médicos, pero su regulación aún debe ponerse al día antes de que se realicen progresos reales.Pero pase lo que pase en términos de legalización en el lugar donde vive, puede estar casi seguro de una cosa: fumar marihuana probablemente no dañará su deseo sexual.