Salud

Mitos sobre la marihuana

Alrededor de la marihuana existen muchos mitos que con los años se han ido difundiendo como si fueran totalmente ciertos, pero muchos nunca han llegado a tener una prueba científica que podía asegurarlo.

En cierto modo, muchos de estos mitos han sido especulación de consumidores, para poder reconfortar su adicción y no tener tanto remordimiento.

A continuación, descubre qué mitos son totalmente falsos.

“Consumir cannabis no son adictivos”

La marihuana actúa directamente en el sistema de gratificación y recompensa cerebral, como muchas otras otras drogas, a través del estímulo de la liberación de dopamina. Por eso, su consumo continuado puede desembocar en una adicción”.

“El cannabis alivia la ansiedad y mejora tu humor”

Cuando se consume cannabis, de cualquier tipo como la producción Moby Dick Dinafem, a diario puede llegar a provocar largos episodios de ansiedad, de la misma manera que también aumenta el riesgo de caer en una depresión. Además, se ha hallado una relación entre entre el consumo de marihuana y los trastornos de personalidad, los pensamientos suicidas y una gran falta de motivación para hacer actividades que puedan ser positivas para uno mismo.

“El cannabis no altera la frecuencia cardíaca”

A diferencia de lo que muchos creen, cuando se consume marihuana la frecuencia cardíaca aumenta de forma destacada durante un período de 3 horas. Por lo tanto, una persona fumadora, tiene más probabilidades de sufrir arritmias cardíacas.

“El cannabis no perjudica los pulmones”.

Los cannabis igual que el tabaco, se consume inhalando, por lo tanto es lógico que afecte directamente a los pulmones. Una persona consumidora habitual probablemente acabe teniendo problemas respiratorios o enfermedades como la bronquitis, el enfisema pulmonar o cáncer de pulmón.